13 de noviembre de 2012

Bolivia debe agradecer a Cuba, advierte vicepresidente


La Paz, 13 nov (PL) Bolivia agradece lo que hace Cuba por este país y por el mundo en salud, educación y solidaridad, aseguró hoy el vicepresidente boliviano, Alvaro García Linera, al referirse a la ayuda de su país a la nación antillana.
"Los agradecidos somos nosotros. Nosotros no tenemos huracán como el que pasó por Cuba, pero está aquí un hermano cubano cuidando a un niño boliviano de que no tenga problemas intestinales por una mala alimentación", resaltó el vicemandatario en declaraciones a Prensa Latina.

El también presidente de la Asamblea Legislativa Plurinacional recordó que "somos nosotros quienes tenemos a un médico que está cuidando a un paciente que no encuentra una posta sanitaria en decenas de kilómetros. Ahí hay un médico cubano que lo está atendiendo, lo está protegiendo y lo está cuidando".

Al referirse al envío de 120 toneladas de ayuda a Cuba por el gobierno de su país, García Linera descartó que Bolivia merezca algún tipo de loas.

"Somos los agradecidos con el pueblo de Cuba, que nos ha dado, como dice el presidente Evo Morales, no lo que le sobra, nos da lo que tiene, comparte lo que tiene, su capacidad científica, su capacidad humanitaria".

"¿Cómo no vamos a poder compartir un poco de comida, cómo no vamos a poder hacerlo ante un momento de desgracia que atraviesa el pueblo cubano? No hay que agradecer nada, porque simplemente somos hermanos que compartimos lo que tenemos".

Al mismo tiempo, insistió "en la necesidad lo compartimos aún mucho más. Es verdad que nos sentimos a veces desesperados de no poder hacer más cosas por Cuba ante la desgracia que provocan en la isla estos huracanes, sobre todo Sandy, que afectó varios países, en particular a Cuba".

"Haga llegar al pueblo cubano nuestro profundo e íntimo agradecimiento, por todo lo que hacen ustedes, no solamente por Bolivia, sino por los pueblos del mundo, con la atención y el apoyo en salud, en educación, en solidaridad y en complementariedad", finalizó el vicepresidente boliviano.

El huracán Sandy golpeó el mes anterior varias provincias de la zona oriental de Cuba, sobre todo a la ciudad de Santiago, y dejó 11 muertos y decenas de miles de viviendas afectadas, entre otros daños cuantiosos.

Bolivia promulgó en pocas horas un decreto supremo mediante el cual se autorizó el envío de 120 toneladas de ayuda, entre ellas 80 de arroz, 30 de frijoles y el resto de agua, las cuales llegaron a Cuba a bordo de dos vuelos de la aerolínea Transportes Aéreos Bolivianos (TAM).